Tu oportunidad de mimarte y regalarte un acogedor espacio de crecimiento.

“Nacimos para ser felices, no para ser perfectos”.

¿No estás cansada de la voz crítica que oyes en tu cabeza? ¿De sentirte culpable o menos que los demás?
¿Te gustaría mejorar al tiempo que disfrutas ser quien eres? ¡Esta es tu oportunidad!

Cultiva el amor hacia ti misma. Eleva tu confianza y seguridad en este taller mágico para mujeres.
Próximo taller: sábado 29 de julio de 10:00 a 14:00. Lugar: Las Condes, Santiago.

CUPOS LIMITADOS. La idea es mantener un ambiente íntimo y acogedor.

Valor: 32.000. Rebajado a 25.000 si te inscribes hasta el 25 de julio.
Escríbenos a positiva@positivamente.cl para mandarte los datos de la transferencia.

El valor incluye un rico servicio de café, té, jugo, frutas y galletitas. También los materiales y un regalo especial para ti.

¡Te mereces este acogedor espacio de crecimiento! ¡No dejes pasar esta oportunidad!

Motivación del taller: LA HERMANDAD DE CONQUISTADORAS DEL TALISMÁN

Érase una vez una comunidad que habitaba en un hermoso valle donde los días pasaban felices y tranquilos. La tierra daba frutos en abundancia y los habitantes vivían en armonía. No existían los conflictos debido a que un talismán mágico protegía a la comunidad de todo mal. Las encargadas de cuidar este preciado artículo eran las mujeres.

Un día llegó al pueblo una caravana de viajeros. Algunos se mostraban nerviosos y agitados; otros se quejaban de los inconvenientes del viaje. Solo unos pocos sonreían, pero sus sonrisas parecían falsas. A las personas de la comunidad había algo en los recién llegados que no les gustaba y les inspiraba peligro, aunque no sabían decir a ciencia cierta qué era.

Esa noche mientras anfitriones y visitas charlaban frente al fuego, los viajeros preguntaron a qué se debía la inusitada armonía del pueblo.

—Tenemos un talismán mágico que nos protege —respondió alguien.

Los visitantes pidieron ver el talismán. Las guardianas se pusieron alerta, intuyendo que no sería bueno exponer algo tan precioso a personas con quienes no tenían confianza. Sin embargo, frente a las protestas y manipulaciones de los viajeros, al final terminaron por acceder. Les llevaron pues el cofre que guardaba el talismán y se los enseñaron.

—¿Esa cosa es? —dijo el líder de la caravana frunciendo la nariz—. La verdad no se ve muy poderoso.

—Cierto que no —concordó su mujer.

El resto de su comitiva fue de la misma opinión, incluso algunos dijeron que no valía nada.

La comunidad se sintió muy triste por esas palabras. Aunque los viajeros se marcharon al día siguiente, en el pueblo quedó la inquietud de que tal vez su talismán no era tan valioso después de todo. Esa duda creció con el paso de los días, afectando incluso a las guardianas que descuidaron su labor de protegerlo. Un día se les cayó al barro y nadie lo limpió; después se les quedó tirado en el pasto, pero ninguna lo recogió. La armonía que existía en la comunidad se desvaneció por completo. Surgieron conflictos, críticas, tristeza, celos y envidia.

Cuando las guardianas se dieron cuenta del problema fueron a buscar el talismán, pero no lo encontraron. La comunidad encomendó entonces a sus más fieros guerreros la tarea de traerlo, pero ninguno tuvo éxito.

Pasaron los años, las décadas y los siglos, perdiéndose para siempre la esperanza de recuperar el talismán, hasta que un día una hechicera tuvo una visión: reunir a mujeres con cualidades y poderes excepcionales para que fueran en su búsqueda. Valentía, inteligencia, perseverancia, empatía, bondad, alegría, dulzura, determinación, lealtad, fuerza… Un grupo de mujeres que reuniera esas características era la única esperanza. La hechicera llamó a este grupo “La hermandad de las conquistadoras del talismán” e hizo un llamado para unirse. Solo mujeres extraordinarias aceptaron la invitación y entraron a formar parte de las conquistadoras.

¡La aventura está a punto de empezar! Antes de embarcarse en ella, la hermandad se reunirá en un entrenamiento transformador donde cada conquistadora aprenderá a liberarse de creencias y encantamientos negativos, sacar a la luz sus cualidades y desarrollar la confianza para enfrentar sus miedos. Solo aprendiendo a usar la magia que existe en cada una, la hermandad podrá recuperar el talismán.

Si eres mujer y estás leyendo esto es porque a tú también estás invitada ser parte de este grupo de valientes. ¡No te quedes fuera de esta aventura mágica de crecimiento y transformación! La hermandad de las conquistadoras del talismán te está esperando.